domingo, 28 de abril de 2013

Manual básico de recorte de imágenes no geométricas para GIMP [I] (aplicable a Adobe Photoshop y a otros programas de diseño gráfico).

                    (P) Hugo Napoli, 2013                    


PARTE I: extracción de una imagen y pegado de la misma en una plantilla en blanco.


En esta oportunidad veremos rápidamente -y con más ilustraciones que palabras- cómo recortar una imagen no geométrica con GIMP, el editor de imagen más avanzado que probablemente exista en el mundo del software libre hasta el día de hoy.
Afortunadamente, está disponible para casi todas las distribuciones Linux más populares, y también para Windows.
Debido a que es altamente probable que los usuarios Linux puedan instalarlo fácilmente desde el gestor de software del sistema, solamente pondré aquí los enlaces correspondientes a los usuarios de Windows.


1. Descarga de GIMP.
Esta es la página web oficial de GIMP: http://www.gimp.org/

El foro oficial en español es este: http://www.gimp.org.es/

Y aquí están los enlaces de descarga del programa y del manual de ayuda en español: http://www.gimp.org/downloads/

NOTA: si eres usuario de Windows, deberás descargar los paquetes con extensión ".exe". El paquete de instalación generalmente es el que aparece como "Download GIMP "X" – Installer for Windows "Y" or later", donde "X" representa la versión correspondiente al programa (actualmente es la 2.8.4) e "Y", la versión de Windows soportada.

2. Entorno de GIMP.
El programa dispone de varias áreas de trabajo.
La principal es la que está en el centro, y es posible que la misma no esté del todo maximizada cuando abras GIMP.
Expándela para que ocupe todo el centro de la pantalla, y para que quede justo entre las dos columnas que se ven en la imagen, así trabajarás con mayor comodidad y precisión.


3. Apertura de la imagen de trabajo.
Para cargar una imagen en GIMP, utiliza el mismo procedimiento que con casi todo el resto de programas de edición: menú "Archivo", opción "Abrir..."


Selecciona la imagen con la cual quieres trabajar y pulsa el botón "Abrir".
En este caso, dicha imagen se llama "Puppy gotas de agua en hoja".


Esta es la imagen, ya cargada en GIMP.
Como ves, aparece en el panel central.
Los demás paneles en las columnas laterales, son para seleccionar las herramientas de trabajo y llevar un control de los cambios que vayamos realizando.

4. Utilización de la vista ampliada (zoom).
Trabajaremos en este ejemplo con la gota de agua que está más a la izquierda.
Para ello conviene agrandarla para verla mejor, y hacer esto es facilísimo. Solo tienes que pulsar la tecla "+" todas las veces que lo consideres necesario. El resultado es el que se ve en la imagen que sigue.
Si te has excedido y quieres achicar la imagen, pulsa la tecla "-".


5. Herramienta de tijeras de selección.
Trabajaremos seleccionando figuras no geométricas con la "Herramienta de tijeras de selección". Su ícono es, precisamente, una tijera, tal como se muestra en la figura. Haz clic sobre ella para comenzar a trabajar.


6. Selección por tramos.
Haz clic en alguna parte del borde de la figura (en este caso empecé por la parte superior).
Un punto gris quedará dibujado en el lugar en donde hiciste clic con el ratón. Ahora, haz clic otra vez un poco más lejos (2º punto), y haz clic nuevamente, un poco más lejos (3er. punto), y sigue así casi hasta llegar al primer punto.
Es muy importante no tocar el primer punto en ningún momento, y ya verás por qué.


Cuando hayas llegado a completar casi toda la vuelta, detente. Si pulsas sobre el primer punto, GIMP asumirá que has cerrado el círculo y ya no te permitirá continuar seleccionando áreas que se hallen fuera de la imagen. En este caso no es necesario dejar el círculo abierto, pero es mejor que recuerdes este método de trabajo para futuras oportunidades en donde esto sí sea de vital importancia.


Sigue agregando puntos entre los puntos que ya creaste. Mejora el área de selección. Haz clic en cualquier punto gris y mueve el ratón, para arrastrarlo más arriba, más abajo, más afuera o más hacia adentro de la imagen.
Procura que la línea que va dibujando GIMP entre punto y punto, sea lo más precisa posible.
Eso será lo que defina la calidad de recorte de la imagen resultante, por eso es importante hacer esta tarea con tiempo, dedicación, esmero y cuidado.
Observa, en la imagen de abajo, cómo he mejorado mi selección en la parte inferior de la circunferencia.


7. Cierre de la selección.
Ahora sí, cierra el círculo pulsando en el primer punto que creaste.
La selección se cierra y ya no es posible abrirla.
Puedes continuar agregando puntos si lo deseas. En mi caso, daré por finalizada la selección.


8. Marcado de la imagen a copiar o recortar.
Para que GIMP "comprenda" que la selección está finalizada, deberás hacer clic dentro de la misma.
Haz clic dentro de la circunferencia y observa cómo los puntos grises desaparecen y solamente queda la línea de selección, es decir, queda todo el borde de la circunferencia seleccionado.


9. Copiado de la imagen (extracción).
Para copiar una imagen desde GIMP, utiliza el mismo procedimiento que con casi todo el resto de programas de edición: menú "Editar", opción "Copiar"...


10. Generación de plantillas en blanco.
Debemos generar una plantilla en blanco en donde pegar nuestra gota de agua.
Para ello haremos clic en el menú "Archivo", opción "Nuevo..."


En la ventana que surgirá, pulsaremos el botón "Aceptar". No cambiaremos ninguno de los valores disponibles, en este caso.


11. Pegado de la imagen sobre el documento en blanco.
Como se puede apreciar en la figura de abajo, ya poseemos una nueva plantilla sobre la cual pegar nuestra imagen. En ella, seleccionaremos el menú "Editar", y la opción "Pegar".


Ya tenemos nuestra imagen pegada en el nuevo documento.


12. Exportación de la imagen.
GIMP no te permitirá guardar la imagen en un formato fácilmente reconocible por los programas típicos de visualización de imágenes, tales como Okular, Visor de imágenes y fax de Windows, XnView, Paint, KolourPaint, PictureViewer, etc.
Lo que debes hacer es exportarla en lugar de guardarla.
Será en vano que intentes utilizar la clásica opción "Guardar como...". GIMP no funciona así.
Para guardar tu nueva imagen, deberás hacer clic en el menú "Archivo", y en lugar de "Guardar" o "Guardar como...", utiliza la función "Exportar...".


En la sección "Nombre:", pon el nombre que le darás al nuevo archivo de imagen. En este caso, yo dejé el nombre por omisión, el cual es "Sin nombre.jpg".


Pero no solamente se puede exportar la imagen en formato JPG o JPEG. Observa todas las opciones que te brinda GIMP y escoge la que más te convenga. Si haces clic en el recuadro que se ve en la imagen de arriba (Todas las imágenes exportadas) verás las opciones disponibles.
He elegido JPEG por ser un estándar muy extendido hoy en día, y porque su tamaño de archivo resultante no es muy voluminoso comparado, por ejemplo, con un archivo de mapa de bits o "bitmap" (BMP).


Cuando selecciones la opción JPEG, tendrás la posibilidad de editar ciertos valores. De nuevo, yo no he alterado nada allí y solo pulsé el botón "Exportar".


13. Producto de GIMP.
No hay más pasos a seguir: el resultado de nuestro trabajo ya se puede apreciar.
Si lo quieres más perfecto, utiliza más tiempo y dedicación y lo obtendrás.
GIMP también dispone de otras herramientas que brindan mayor perfección, pero ninguna tan rápida como la "tijera", por eso he decidido explicar su funcionamiento.
APÉNDICE: Pequeños consejos de gran ayuda.
Como ya lo hemos dicho, GIMP posee varias áreas de trabajo (paneles), siendo la más importante la central, en la cual se trabaja directamente sobre la imagen cargada.
Todos los paneles pueden ser cerrados, pero al momento de necesitarlos perderás mucho tiempo en volver a abrirlos si no posees este dato: todos los paneles cerrados se pueden volver a abrir desde el menú "Ventanas", y para ello poseemos varias opciones.

1. Si has cerrado accidentalmente uno o más paneles, utiliza, dentro del menú "Ventanas", la opción "Empotrables cerrados recientemente", y de allí selecciona uno por uno todos los paneles que quieras reabrir.


2. Desde la opción "Diálogos empotrables", puedes elegir muchos paneles más. Observa ese submenú. Explora GIMP.



3. También disponemos del "Modo de ventana única". Seleccionando este modo, la interfaz gráfica de GIMP se transformará en algo corriente, estilo "Paint", y todos los paneles se "pegarán" a la ventana principal.


Esto es todo por ahora. Te dejo con 4 de los más grandes representantes del mejor Rock and Roll (recortados y unidos con GIMP, por supuesto). Si quieres escucharlos, abajo tienes 4 enlaces a YouTube :)
Que tengas una buena experiencia con este maravilloso programa. ¡Hasta pronto!


Little Richard - "Keep a knockin'" - http://www.youtube.com/watch?v=bkzlMxdnSDg
John Lennon - "Twist and shouts" - http://www.youtube.com/watch?v=iS0wuN_6wyw
Chuck Berry - "School days" - http://www.youtube.com/watch?v=Xt7Y2aNxvzM
John Fogerty - "Travelin' band" - http://www.youtube.com/watch?v=8QeckAReuOg

GIMP rocks!

P.D.: si necesitas pegar la imagen recortada sobre otra imagen ya existente, por favor lee la segunda parte de esta entrada del blog, en donde explicaré cómo hacerlo. Es el complemento ideal para este tipo de trabajos. El enlace para la segunda parte es el siguiente:

¡Buena suerte!