martes, 10 de mayo de 2016

Historia de la Informática: el primer ordenador electro mecánico programable.


El primer ordenador electro mecánico programable: el "Z1".

En los años 30 no existía la industria de la computación, tan sólo se podían encontrar ciertas calculadoras mecánicas orientadas al comercio. Matemáticos e ingenieros tenían que construir sus propias calculadoras.

Konrad Zuse (1910-1995) trabajaba en la industria aeronáutica. Para los diseños de aviones y las tablas balísticas ("tablas de tiro") se requerían constantes cálculos matemáticos que debían repetirse; de esta manera surgió la necesidad de crear una máquina que repitiese los complejos cálculos y que los guardase en memoria para referencias futuras.

Entre 1936 y 1938, Konrad Zuse intentó construir la primera computadora, una calculadora mecánica basada en el sistema binario que operaba con electricidad y con la posibilidad de poder programarla, aunque de forma limitada. Hacía uso de relés eléctricos para automatizar los procesos.

Zuse nació en Alemania, y se graduó como ingeniero civil de la Universidad Técnica de Berlín). Durante sus estudios de ingeniería, Zuse debió hacer muchos cálculos rutinarios a mano, esta y experiencia lo llevó a soñar con una máquina que pudiera hacer dicho trabajo por él.

Comenzó a trabajar en una fábrica de aviones, para luego renunciar y comenzar a construir una máquina programable. Trabajó en el departamento de sus padres en 1938 hasta lograr su primer intento, llamado Z1 y que era una calculadora mecánica binaria programable operada con electricidad, la cual leía instrucciones desde una cinta perforada. Su velocidad de cálculo era cercana a los 10 KHz.
Es considerado el primer computador mecánico programable del mundo.

Esta máquina fue financiada completamente con dinero privado (principalmente de familiares y amigos de Zuse, incluido él mismo) y fue creada en el apartamento de sus padres. El gobierno nazi nunca confió demasiado en los trabajos de Zuse y por ello obtuvo escaso apoyo.

El ordenador Z1 fue destruido junto a todos sus planos de construcción en diciembre de 1943 durante el bombardeo aliado de Berlín en la Segunda Guerra Mundial, acontecimiento histórico conocido como "La Batalla de Berlín".

Esta fue la última gran batalla en Europa durante la Segunda Guerra Mundial. Sucedió en el año 1945 tras el inicio de una gran ofensiva de la Unión Soviética sobre la ciudad de Berlín, y finalizó el 2 de mayo de 1945, cuando los defensores alemanes rindieron la ciudad al Ejército Rojo.

El 12 de enero de 1945, el Ejército Rojo entró en territorio alemán y avanzó a una gran velocidad, internándose hasta detenerse temporalmente a sesenta kilómetros de su objetivo. Cuando se reanudó la ofensiva, dos frentes soviéticos atacaron Berlín desde posiciones al este y sur, mientras que un tercero atacó las posiciones alemanas al norte de la ciudad.

El mayor ataque cibernético al nazismo de la Segunda Guerra Mundial: Alan Turing y su ordenador anti "Enigma".

Enigma era el nombre de una máquina que disponía de un mecanismo de cifrado rotatorio, que permitía usarla tanto para cifrar como para descifrar mensajes. Varios de sus modelos fueron muy utilizados en Europa desde inicios de los años 1920.
Su fama se debe a haber sido adoptada por las fuerzas militares de Alemania desde 1930. Su facilidad de manejo y supuesta inviolabilidad fueron las principales razones para su amplio uso. Su sistema de cifrado fue finalmente descubierto y la lectura de la información que contenían los mensajes supuestamente protegidos es considerado, a veces, como la causa de haber podido concluir la Segunda Guerra Mundial al menos dos años antes de lo que hubiera acaecido sin su descifrado.

Alan Turing, (inglés, 1912-1954), fue matemático, lógico, científico de la computación, criptógrafo, y filósofo.
Es considerado uno de los padres de la ciencia de la computación y precursor de la informática moderna. Proporcionó una influyente formalización de los conceptos de algoritmo y computación: la máquina de Turing.
Durante la Segunda Guerra Mundial, trabajó en descifrar los códigos nazis, particularmente los de la máquina nazi Enigma, y durante un tiempo fue el director de la sección Naval Enigma. Se ha estimado que su trabajo acortó la duración de la Segunda Guerra Mundial entre dos y cuatro años. Tras la guerra diseñó uno de los primeros computadores electrónicos programables digitales en el Laboratorio Nacional de Física del Reino Unido y poco tiempo después construyó otra de las primeras máquinas en la Universidad de Mánchester.

La carrera profesional de Turing se vio truncada cuando lo procesaron por su homosexualidad. Turing reconoció esta realidad, con lo que se le imputaron los cargos de "indecencia grave y perversión sexual" (los actos de homosexualidad eran ilegales en el Reino Unido en esa época), los mismos que a Oscar Wilde más de 50 años antes.
Convencido de que no tenía de qué disculparse, no se defendió de los cargos y fue condenado. Según su ampliamente difundido proceso judicial, se le dio la opción de ir a prisión o de someterse a castración química mediante un tratamiento hormonal de reducción de la libido. Finalmente escogió las inyecciones de estrógenos, que duraron un año y le produjeron importantes alteraciones físicas, como la aparición de pechos o un apreciable aumento de peso, que lo condujeron a otros graves trastornos biológicos además de los ya citados.

Los fragmentos de texto han sido tomados de Wikipedia, la enciclopedia libre y de SUPSI (Scuola Universitaria Professionale della Svizzera Italiana), con modificaciones a cargo del propietario del blog.